Grupo de trabajo ofrece recomendaciones para mejorar viviendas agrícolas de Oregon

Un grupo de trabajo encargado por la gobernadora Kate Brown para abordar problemas y soluciones en las viviendas agrícolas ha presentado sus recomendaciones a la Oficina del Gobernador.

Los participantes y defensores laborales aseguraron que el esfuerzo fue un buen comienzo; pero los representantes de la agricultura señalaron que se sentían excluidos del proceso.

La vivienda proporcionada por el empleador está regulada y aplicada por la agencia Salud y Seguridad Ocupacional de Oregon (OSHA por sus siglas en inglés).

Hay 400 instalaciones de vivienda laboral o “campamentos” registrados en el estado, según el registro de OSHA de Oregon. Oregon Law Center estima que esas unidades albergan a aproximadamente 10 mil trabajadores agrícolas y familiares.

El grupo de trabajo estaba compuesto por representantes de varias agencias estatales, incluidas la OSHA de Oregon, el Departamento de Agricultura de Oregon y los Servicios Comunitarios y de Vivienda de Oregon.

Tuvo su última reunión formal el 28 de octubre pasado y presentó recomendaciones a la Oficina del Gobernador un mes después. Cada recomendación abordó los tres objetivos del grupo: Coordinar el cumplimiento entre diferentes agencias y jurisdicciones; encontrar formas de financiar mejoras a las viviendas nuevas y actuales; y analizar los problemas de infraestructura en todo el estado, como las regulaciones de zonificación y los recursos hídricos.

“Fue un muy buen primer paso”, afirmó Lou Savage, facilitador del grupo de trabajo. “El trabajo no está hecho. Pero se nos ocurrieron algunas recomendaciones sólidas para seguir adelante”.

Coordinación adicional necesaria para cumplir

Conversaciones como las que tuvo el grupo de trabajo, con diferentes agencias en la misma mesa, son precisamente lo que esas agencias necesitan para comprender el papel distinto de cada jugador en la infraestructura de vivienda agrícola, concluyó el grupo de trabajo.

La primera recomendación del grupo a la oficina de Brown es que las agencias estatales continúen comunicándose.

Pero para algunos representantes de la agricultura, el grupo de trabajo fue una solución en busca de un problema.

En varias reuniones, los representantes de la Oficina Agrícola de Oregon y la Asociación de Viveros de Oregon dijeron que sentían que se estaban haciendo acusaciones sin ninguna evidencia de apoyo y que el grupo de trabajo debería “hablar con los proveedores reales de las viviendas laborales”.

Es cierto que “la mayoría” de los empleadores cumplen, explicó Aaron Corvin, vocero de OSHA en Oregon. Pero el grupo de trabajo determinó que hay suficientes violaciones para causar preocupación.

“Existen serios problemas de salud y seguridad en un número significativo de ubicaciones de viviendas en granjas”, afirma el memorando a Brown.

Oregon OSHA registró 51 infracciones en el 2021. Los defensores laborales de Pineros y Campesinos Unidos del Noroeste (PCUN) y Oregon Law Center testificaron sobre algunas de las condiciones de vivienda que han observado a lo largo de los años: Ventanas faltantes, hacinamiento e instalaciones antihigiénicas.

Los miembros de la tarea encontraron que hay confusión, sobre qué agencias son responsables de la aplicación y cómo esas agencias deben comunicarse entre sí cuando se descubren violaciones. ¿Debería la Oficina de Trabajo e Industrias, por ejemplo, comunicarse con Oregon OSHA si descubren una violación de vivienda sobre la cual no tienen jurisdicción?

“Dados los recursos limitados actuales disponibles para Oregon OSHA, las referencias y la coordinación son fundamentales para identificar problemas graves de salud y seguridad”, decía el memorando.

El grupo de trabajo acordó que las agencias deben coordinar el cumplimiento y mantener canales de comunicación consistentes para que cada agencia entienda su responsabilidad y comprenda las reglas.

“Creo que la colaboración entre agencias es algo que queremos ver como continuo”, señaló Ira Cuello-Martínez, director de políticas de PCUN. “Desde el lado de PCUN, queremos ver una aplicación más estricta y poder tener una colaboración sólida entre las agencias estatales para que las agencias puedan comunicarse entre sí sobre el cumplimiento”.

Qué opina la industria agrícola

Stone dijo que sentía que la industria agrícola en general estaba excluida del grupo de trabajo.

“No se buscó nuestra opinión”, reclamó.

Pero Savage expuso que el problema del agua es evidencia de lo contrario. El hecho de que se haya abordado el tema del agua es un testimonio de la participación y los aportes de los agricultores en el grupo de trabajo.

“La razón por la que el tema del agua llegó a la mesa fue por los productores”, aseguró Savage. “En la segunda reunión, les pedimos a los productores que hicieran una presentación sobre cuáles eran sus preocupaciones. Así surgió el agua”.

El grupo de trabajo estaba compuesto intencionalmente solo por agencias estatales, afirmó Savage. Ellos son los que tienen el poder de regular.

Pero Stone expuso que a él y a otros representantes de productores les hubiera gustado tener la oportunidad de participar más plenamente. Stone se habría unido al grupo de trabajo si lo hubieran invitado, afirmó. Y las agencias estatales no viven en la realidad diaria de la agricultura.

“Ciertamente entiendo que las agencias estatales se sienten responsables de resolver el problema”, dijo Stone. “Pero a veces tienes que mirarte en el espejo para entender que el problema eres tú”.

PARA ENCONTRAR LA NOTA COMPLETA VISITA:

https://www.statesmanjournal.com/story/news/local/2022/12/16/grupo-de-trabajo-ofrece-recomendaciones-para-mejorar-viviendas-agrcolas-de-oregon/69726442007/

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: